Algunos motivos para no abrir un e-Commerce

 

Algunos motivos para no abrir un e-Commerce

Antes de empezar una actividad de e-commerce tienes que pensarlo bien. Es verdad que los casos de éxito son muchos, pero son muchos más los casos de fracaso (que nadie es capaz de admitirlo nunca.) Analizando las muchas oportunidades que ofrecen las ventas online, se pueden visualizar algunas áreas donde está la mayor posibilidad de fracasar. 

Conocimientos y Experiencia

Vender online es igual más o menos a vender y si no tienes una mínima experiencia en las ventas al detalle, las posibilidades de éxito se reducen drásticamente. Vender tiene que ver con la mercancía, con las compras, con los espacios para poner los objetos. La mercancía no se puede desmaterializar, te ocupa espacio, estorban y las tienes que gestionar. Si te metes en el e-commerce porque es una moda, porque piensas que funciona sencillamente, y que el éxito está asegurado, te arriesgas a quemar todos tus ahorros. Amigos y parientes son la fuente de cada empresa que empieza, pero sirve tiempo y dinero para lograr el éxito. Además de la experiencia en las ventas al detalle, sirve también un poco de experiencia en tecnología web. 

Todo se aprende, ninguna preocupación, pero también aprender tiene un coste.

Una alternativa…Puedes rodearte de personas competentes y de fiar y se hace trabajar su experiencia, sabiendo que esta inversión cuesta.  Muchas veces me encuentro en frente de potenciales clientes a los cuales les tengo que decir NO, porque la experiencia no existe y el conocimiento tampoco. Como digo siempre…hagámonos antes la base y entendamos si este es un trabajo o una experiencia que podemos gestionar. 

La competencia es implacable

Si fuera tan fácil todos podríamos vender online… pero no es así.

Pensar de ser el único que tiene ofertas especiales, o que sus productos sean fantásticos… es el error más común que me encuentro. Pasa muchas veces que el cliente cree de tener precios buenos, de ser el único en su zona de vender o a querer vender en la web. Luego, vas a ver después de algunos análisis de comparación de precios, que el cliente se queda con la boca abierta. La frase más común que dicen: PERO CÓMO HACEN A PONER ESOS PRECIOS “ pierden dinero.” Desde aquí se empieza con toda la lógica que sirve para entender que el e-commerce no es una tontería y los márgenes y las lógicas de ventas son diferentes respecto a la tradicional.

Hoy, hacer un pequeño sitio web de e-commerce con software como un servicio cuesta bastante. La cuota anual renovable a la cual añadir el coste variable de los programas de gestiones online. Nada comparable al coste de abrir una tienda tradicional. 

Pero si fuera tan fácil, habría muchas más tiendas y emprendedores de gran éxito…

El hecho es que la propia bajada de la línea de acceso, te hace siempre más difícil exprimir una verdadera calidad y una variedad entre los productos. 

Nada de diferente de lo que se ve en la distribución tradicional, para quien observa la situación con ojos expertos y con la justa frialdad. Un marea de propuestas inútiles, no articuladas, fuera de contexto, sin ninguna base mínima, caracterizan estos últimos años de comercio. Así online. 

Es monótono, pero tiene que repetirse. 

Las áreas en las cuales concentrarse: 

  • La rotación del producto
  • La velocidad de entrega
  • Un surtido profundo o extenso, sabiendo lo que significa y cómo gestionarlo
  • Una correcta política de precios
  • Marketing y branding
  • Una web design profesional y no casual
  • Contenidos únicos
  • Fotos de calidad, vídeos, descripciones eficaces
  • Un buen servicio al cliente
  • Materiales de ayuda al cliente

Capital

Hace diez años era diferente, pero hoy con los servicios que cuestan pocas docenas de dólares al mes, a todos es concedido soñar. Pero el éxito es para pocos, la competición se mueve en cuanto tendrás que invertir para diferenciar tu bussiness.

Que tu lo creas o no, el punto de empate para un e-commerce se sitúa alrededor de 200 mil euros anuales por cabeza, remunerando poco. 

Más allá del valor del hosting, del design del sitio web y de otros aspectos de tu actividad, tendrás que concentrarte en el contenido de este, las imágenes, las descripciones, el proyecto de marketing. 

Las compras crecen cuando comienzas a ocuparte de los productos, de sus adquisiciones y de su promoción para conseguir venderlo. No construyas un e-commerce sin un badget adecuado o sin saber cuánto te costará tener éxito. No te ilusiones que bastan pocas landing page, hechas casualmente y con dos pesetas de AdWords para tener docenas de visitantes en cola para comprar sus productos.

Proveedores

Si no eres un productor de la mercancía que vendes, de la elección del producto que quieres vender es importante tanto cuanto la elección del proveedor. Construir relaciones con los proveedores no es tan sencillo como parece, tiene riesgo, la mercancía cuesta y se hacen errores. Estamos siempre en el campo del comercio y es sólo una ilusión la idea que vender online desmaterializa los almacenes y se puede hacer sin riesgo. 

La idea del dropshipping es muy cara para quienes piensan que sea fácil y sin riesgo pero se le olvida que necesita tener muy buena relación con el proveedor, un software que sincroniza los almacenes, un trabajo continuo que hace diferente tu inserción a la de los demás. ¿Cómo te diferencias de los demás?¿Cuáles servicios diferentes puedes ofrecer?¿Qué precio quieres poner?¿Qué margen te queda para cubrir costes fijos y variables de tu actividad?

Tiempo

El tiempo es la única cosa que no puedes construir. El dinero va y viene. El tiempo va en una única dirección. 

Lo que tienen en común todos los e-commerce de éxito es el tiempo: todos han gastado su tiempo para obtener buenos resultados.

Necesitas tiempo para hacerte conocer de los motores de búsqueda y para escalar las clasificaciones, para las palabras claves significativas de tu tienda, necesitas tiempo para construir una base sólida de suscriptores a la mailing list, para construir campañas PPC rentables, para entender el comportamiento de los clientes en el sitio web, para poner una política de precios. 

El mismo desarrollo del sitio necesita tiempo, también si piensas que es fácil montar una máquina para vender. Descubrirás que nunca se acaba porque cada elemento singular puede ser puesto a prueba y mejorado. 

Más estás mentalmente y financieramente preparado a afrontar esta situación más se acerca el éxito. 

massimiliano maggio
via quarenghi 38
Grassobbio,BG
24050
IT
Telefono 3496031913
What's your reaction?
0MI PIACE0BLEAH...0LOVE0FICO!

Leave a comment